El CROMO DURO es la aportación por electrolisis del ácido crómico, por la que se consigue un recubrimiento que confiere al material base propiedades de elevada dureza y gran resistencia al desgaste y la corrosión.

Podemos rectificar desde la pieza más pequeña hasta piezas de 1.200 mm. de Ø, 6.000 mm. de longitud y 5 T. de peso. Acro realiza este proceso mediante rectificadoras, utilizando muelas especiales y trabajando en condiciones muy técnicas y precisas.

ACRO dispone de los sistemas de control y equipos de medición para obtener la más alta exigencia de calidad. Nuestra actividad está avalada por el Sistema de Gestión de Calidad certificado conforme a la norma  ISO 9001:2008.

RECIBIR MÁS INFORMACIÓN

 

Cualquier duda respecto a nuestros tratamientos o a las dimensiones de la pieza rogamos nos consulten. Estamos a total disposición de nuestros clientes.

Campos con * información requerida

He leído y acepto la politica de privacidad de datos personales

ULTIMOS TRABAJOS

VER TODOS